Dejaré caer los rastros
en la línea discontinua
que queda entre los dedos.
Un palmo más arriba
de los días.

Por fin es primavera y
volviste a soplar.
Recuerdas cuando?
Se encogieron los minutos,
estava recortada
en tus costillas,
con el sabor del viento
enganchado en los labios.

Dejamos que el otoño
esbozara nuestros cuerpos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada